“Tendieron don Quijote y Sancho la vista por todas partes: vieron el mar, hasta entonces dellos no visto; parecióles espaciosísimo y largo” –como se narra en el capítulo LXI de la segunda parte del Don Quijote cervantino–.
La textura sonora – ondeggiante y plena de ‘reflejos fractales’ – es una metáfora del momento de la fulgurante aparición, “por los balcones de oriente”, de “la faz de la
blanca aurora” sobre el horizonte del vasto espacio marino.

Mauricio Sotelo

EL CELLO LA GUITARRA Y EL MAR 2016

for violoncello and guitar. 12’

•   Proyecto Sotelo / PS 10049

¡El mar, el mar!

Dentro de mí lo siento.

Ya sólo de pensar

en él, tan mío, tiene un sabor de sal mi pensamiento.

José Gorostiza

 

     © 2017 by Proyecto Sotelo SL / Madrid  •  Berlin